placer sexual, sexo, sexologo, sexologia
martes, 11 junio , 2024

¡Comparte este artículo!

Descubre el Placer Sexual en su Plenitud

A menudo, la sociedad ha centrado su atención en la actividad sexual genital como la única forma válida de placer sexual. Incluso, siendo más específicas, la penetración como práctica más legítima para el placer sexual. Esta perspectiva coitocéntrica limita la diversidad de experiencias sexuales y desestima otras formas de conexión y disfrute.

El Placer Sexual se Escribe en Plural

El placer sexual se manifiesta de diversas maneras y va más allá de la simple actividad sexual genital de la que hablábamos. Es una experiencia subjetiva de disfrute físico y/o psicológico derivadas de experiencias eróticas compartidas o solitarias que involucran emociones, sentimientos, pensamientos, fantasías sexuales, sensaciones físicas o conexiones íntimas. De esta forma, podemos experimentar placer sexual de diferentes formas inimaginables.

El cuerpo es un vehículo maravilloso para el placer sexual. Disponemos del órgano más extenso y sensitivo que es la piel. Las sensaciones físicas que podemos experimentar a través del tacto, el roce, las caricias, los besos… por diferentes partes del cuerpo pueden ser una gran fuente de placer. Piel con piel, o incluir nuevos estímulos para explorar diferentes sensaciones, como aceites, plumas, cuerdas… puede ser muy emocionante. El cuerpo es el gran olvidado de las relaciones sexuales cuando comenzamos a estimular los genitales. Dejar de lado esta parte puede suponer que dejemos de lado otros placeres.

También hay otros sentidos aparte del tacto que contribuyen a intensificar la experiencia sexual. Estimular los sentidos del olfato con aromas agradables, del gusto con sabores, de la vista con estímulos visuales eróticos o del oído con sonidos relajantes o excitantes pueden hacer que se alcancen nuevas alturas de placer.

La mente también juega un papel crucial en el placer sexual. Los pensamientos eróticos o fantasías pueden ser tan potentes como la estimulación física. Es una herramienta muy accesible y creativa para quien desee hacer uso de ella. De igual manera, la conexión emocional y la intimidad profunda que se puede tener con la pareja puede generar un placer sexual significativo. La seguridad emocional y la comprensión mutua contribuye a que la experiencia sea más satisfactoria.

Qué Puede Interferir en mi Placer Sexual

Como hemos visto, mente y cuerpo están conectados al placer sexual. Hay factores o situaciones que pueden hacer que este se vea afectado. El estrés, la ansiedad o el malestar psicológico o físico puede afectar a nuestra capacidad para experimentar placer. También es importante encontrarnos a gusto en el lugar en el que estemos ya que favorecerá la relajación y conexión del momento. De igual forma, la salud física, el bienestar corporal y la atención a las necesidades de nuestro cuerpo son esenciales para ello.

La educación sexual es otro de los imprescindibles en el placer sexual. La falta de educación sexual o una educación sexual reducida nos limita la comprensión del propio cuerpo y de nuestra sexualidad. En consecuencia, aprendemos de otras fuentes menos fiables que, por lo general, suelen seguir el modelo de erótica coitocéntrica y finalista. Es decir, la actividad sexual se reduce a la penetración y a conseguir el orgasmo. Con esto no quiere decir que no sea placentero para muchas personas. Lo es. Pero no para todas. Tener acceso a una educación sexual amplia e inclusiva ayuda a conocernos, a aceptarnos tal y como somos y a validar las diversas formas de sentir placer.

Formas de Conocer el Propio Placer Sexual

El placer sexual puede ser vivido de diferentes formas y a través de los diferentes sentidos. En base a esto, podemos decir que no es exclusivo de la excitación. Podemos sentir placer a través de los masajes, caricias, miradas, flirteo, conversaciones íntimas, conexiones profundas…

Por ello, las maneras de experimentar placer sexual son muy diversas y dependen de cada persona. Conocerse es fundamental para entender lo que nos proporciona placer o no. Podemos ampliar nuestro autoconocimiento a través de lecturas educativas sexológicas, recordando momentos íntimos y/o eróticos en los que nos sentimos más a gusto y preguntarnos qué nos ayudó a sentirnos así, o explorándonos sin juicios. También, hablar abiertamente y sin tabúes con nuestras parejas sobre deseos, fantasías y límites contribuye a crear un espacio de confianza y seguridad para experimentar placer sexual de manera plena. De igual manera, podemos acudir a una profesional de la sexología para que nos ayude a conocernos mejor o si sentimos que hay algo que está interfiriendo en nuestro placer sexual.

Recomendación de Servicios Profesionales

Si sientes que tu capacidad para disfrutar del placer sexual está siendo limitada por alguna razón, no dudes en buscar ayuda profesional. En www.psicologosmarbella.es, contamos con un equipo de sexólogos y psicólogos especializados en ayudarte a entender y mejorar tu vida sexual. No permitas que los obstáculos interfieran con tu bienestar sexual. Contáctanos y empieza tu camino hacia una vida sexual plena y satisfactoria.

Cuídate, nadie lo hará por ti. Pídeme cita y te enseñaré cómo hacerlo.

Alfredo Hernández

PSICOLOGÍA DE ALTA CALIDAD

Más de 40.000 consultas asistidas

CONSULTA:

622 787 003 – 952 777 003